miércoles, 13 de abril de 2016

PERDÓN

La última tertulia celebrada el 31 de marzo tuvo especial sabor a perdón. Se debatió de lo lindo y hubo buenos escritos. Nuestra tertulia crece día a día. 

Aquí tenéis dos poemas, un escrito, fotos y vídeos, el clásico de Lola, que no pudo estar por motivos laborales y a la que perdonamos, y otro que nos recomendó Rosa, una canción de Nicky Jam.


JAMÁS TE PERDONARÉ

No perdono tu  ofensa
me fuiste infiel con otra,
te entregué mi vida entera
todo fue silencio y sombras.

No te perdono, aquella noche
te esperé con gran ilusión,
quedé esperando tus besos
tú eres quien me abandonó.

No te perdono tu ausencia
decías amarme de verdad,
partiste mi corazón en pedazos
me dejaste triste y en soledad.

No te perdono las lágrimas
que mis ojos lloraron por ti,
no te perdono, jamás te perdonaré
yo te amé, tú me abandonaste a mí.

Rosario Ayllón


PERDÓN
Paco Velázquez

Si encuentra el perdón en sus labios,
mientras sostiene la ira…
Con una mano calme
su ímpetu de venganza y enojo.
Retuerza el corazón
para escuchar su voz,
sintiendo la lástima
del alma y los despojos.

Hállase perdonado  a su mirada,
con una palmada en la espalda
y la otra alzando el índice
al cielo cubierto y gris.
Hálleme a mí, venganza y rabia,
pero en mis ojos…, el perdón.


¡¡¡El perdón!!!
                                         Joaquín Herrera

Quiero saber perdonar!
Mi alma me lo exige!
Solo son palabras para amar!
Quiero escribirte miles de 
poemas para perdonar!

Comer de la fruta 
del árbol del perdón!
He de perdonar!
Hasta que se acaben
las palabras!
hasta que tu corazón
al perdón se abra!
Ansío oír tu perdón¡
Que tu voz suene en mi corazón!
El perdón cierra una ventana
pero abre todas las puertas!
Pasa !Entra perdonando!
No te quedes a fuera!
pide perdón! Da el perdón
antes que tu vida !
Muera!


Sin anestesia

Naturaleza muerta nutrida por la impotencia que subyace ante todo ser que ama inútilmente, vacío existencial, culpa que se alimenta cuando viene del dictado opresor del otro.

Ira que propaga un ambiente que extiende a cada paso todo lo que toca  desazón como producto del resentimiento y la falta de confianza. La quise era mía, la dejo pero que no sea de otro.

Persistencia, esperanza durante un mañana que no viene nunca. Que destruye un espacio donde no aguarda límites, llevando sin saberlo a donde no suena el retorno.

En medio de todo, un desafío que abre paso entre las sombras, que te permite averiguar y trasgredir tus propias creencias y plantarle cara al mañana descubriendo la grandeza que tiene la vida, la mirada de esos seres entrañables que te demuestran la bondad de un nuevo presente para construirte y construir en una nueva dimensión.

Hoy necesito abrazarme a una palabra nueva “resilencia” que tiene la poderosa capacidad de conectar con el poder maravilloso de creer que puede ser posible, sobrevivir a tu propia vida, porque al fin y al cabo también te hiciste daño, no solo te le hicieron.

Y desde allí, en tu máxima potencialidad iniciar la eterna búsqueda, que posiblemente no carecerá de piedras en el camino, que tal vez te escueza porque encontrarás cosas que no te gusten y que necesitan un gran trabajo interior pero que tendrá el poder de encontrar un nuevo destino.

María José Solano Jiménez





































video


video

No hay comentarios:

Publicar un comentario